Chocolate artesanal Lunaris

Si te has preguntado qué diferencias tiene nuestro chocolate y el que encuentras en cualquier mercado grande, aquí te menciono sólo algunas:

1: Nuestros chocolates están hechos a partir de semilla de cacao proveniente de cacaoteros veracruzanos, es decir, son semillas 100% mexicanas. En los chocolates comerciales no tienes esa garantía. Consumiendo Lunaris consumes algo hecho en México, bien hecho.

Semilla fermentada de cacao (derecha sin cáscara). Fotografía por Elena V.

2: No utilizamos ningún tipo de aditivo (como la lecitina de soya y el poliglicerol del ácido polirricinoleico) para estabilizar nuestro chocolate, dado que la producción es pequeña, se vende relativamente rápido y te llega un producto fresco sin necesidad de añadírselos.

3: Usualmente en los chocolates comerciales, los aditivos antes mencionados no solo se usan para prolongar el tiempo de vida del chocolate, sino que también sirven para reducir la proporción de manteca de cacao necesaria para obtener la textura cremosa del chocolate (la manteca de cacao es costosa). Como nos gusta ofrecer el chocolate de la mejor manera posible, solo usamos manteca de cacao.

4: No contiene saborizantes de ningún tipo (su sabor es totalmente natural, proveniente de la semilla de cacao). Claro, esto descontando el azúcar que contiene. Si quieres probar lo que es 100% sólidos de chocolate, también tenemos los pops de chocolate (aunque con la advertencia que su sabor es BASTANTE fuerte y se recomienda solo para los más chocohólicos).

5: La proporción de sólidos de cacao/azúcar es muy grande (50% de cacao para el chocolate con leche, 70% para el chocolate oscuro), por lo que al comer uno de nuestros chocolates, sabes que estás comiendo primeramente cacao. Si quieres comparar, una inocente barrita de Carlos V tiene 60%… de azúcar (fuente: El poder del consumidor, abril 2015).

Y finalmente sólo queda decir que, cuando los pruebes, te darás cuenta de muchas otras diferencias ;).

-Elena V.