Guateque 2018

Lunaris vuelve a las andadas con los eventos!

Nuestro pequeño 70% cacao en copa conmemorativa Guateque

En esta edición de la graduación de la escuelita de vino, le tocó ser sede a Viñas del Tigre , un lugar precioso lleno de naturaleza y ambiente rústico ubicado sobre la carretera libre Tijuana-Ensenada en el Km 89. Con una amplia participación de casas vinícolas, graduadas desde el año 1999 hasta la fecha, y restauranteros ofreciendo sus deliciosas comidas, Viñas del Tigre se vió totalmente viva desde las 2:00 de la tarde hasta hartas horas de la noche.

Para que no se queden con la duda, les dejo unas de las pocas fotografías que tuve tiempo de tomar (por eso fueron hasta que oscureció 🙁 ) ♥. Disculpen la mala calidad jaja

Esta vez Lunaris participó con nuestras barras de chocolate, paletas de cacao puro, trufas y brownies (un éxito total!). Les presumimos nuestro stand ♥

Y finalmente, me despido con un caluroso abrazo a todos nuestros clientes y amigos que pasaron a saludarnos. Nos encanta platicar con ustedes y esperamos se la hayan pasado de pelos, como nosotros ♥.

Lunaris

Bazar de Mujeres Emprendedoras

El pasado domingo 22 de Octubre (2017) se estrenó el Bazar de Mujeres Emprendedoras de Ensenada, en el Centro Social Cívico y Cultural Riviera. El cual comprendió stands de todo tipo: desde café, pasando por postres y comida hasta ropa, tejidos hechos a mano y accesorios. TODOS ellos negocios de mujeres emprendedoras residentes de nuestra Ensenada. Cosas padrisimas que ni yo me había imaginado que hicieran.

El bazar fue organizado por Anna de Salas y Fanny Riviere, con el objetivo de dar a conocer a la población de Ensenada los negocios de servicios y/o productos que tenemos para ofrecer, apoyar un poco a la economía de muchas de las mujeres participantes (ya que gran parte de ellas son madres) y apoyar al mismo tiempo a una asociación que, por el simple hecho de tener un corazón enorme, se encarga de rescatar animalitos sin hogar (pueden encontrarlos en FB como Ellos-Son-La-Razon-AC) y el plus de todo esto, es que los productos y servicios presentados son de gente LOCAL.

Póster del evento

Aprovechamos para agradecer a las personas que asistieron al evento y se llevaron algo de cada una de las participantes. Así como a nuestros chocohólicos que fueron a visitarnos a nuestro stand y a los próximos que van descubriendo el verdadero sabor a cacao mexicano ♥

Nuestro stand

Nuestros artistas locales

Siempre presumimos de nuestro empaque y su diseño hecho a mano por artistas locales, pero… ¿qué artistas?. A continuación se presentan:

La primera aparición de arte hecho a mano en nuestros chocolates le corresponde a nuestro querido amigo Daniel:

Fotografía Daniel
Daniel Durán S. Nuestro primer artista presente en las barras de chocolate Lunaris

«Con alma de artista y formado como diseñador gráfico, encuentro la felicidad en la creatividad y el camino que lleva a la creación de soluciones gráficas y estratégicas que ayudan a la transmisión de ideas y mensajes de forma clara y sencilla para el entendimiento del espectador.

Mi nombre es Daniel Durán Siqueiros y en el mundo onírico encuentro mi inspiración, mi objetivo es hacer sueños realidad.»

Déjale un comentario con nosotros y dile qué opinas de su obra ♥

Para la segunda edición de artistas se encuentra nuestra amiga bella Ariadna Ortega:

Izquierda: Ariadna con su obra de arte «Alma de cacao».

«Soñadora empedernida, amante de las buenas historias, de criaturas fantásticas y mundos desconocidos. Adicta al chocolate. Amiga de los gatos y protectora de conejos.»

Déjale un comentario con nosotros y dile qué opinas de su obra ♥

Recuerda que le daremos oportunidad a más artistas de darse a conocer a través de nuestros deliciosos productos, por lo que cada dibujo es edición limitada.

No olvides coleccionarlos!

 

-Agradecemos tu comentario dando click en el título-

¿Chocolatier o productor de chocolate?

Tener el delicioso sabor del chocolate a nuestro alcance nos puede parecer muy sencillo: Ir a comprarlo y disfrutarlo, ya sea solos (¡se vale!) o en compañía de amigos/amantes/seres queridos. Sin embargo, obtener un producto terminado como el que ofrecemos en Lunaris implica bastante chamba, y no solamente de nosotros.

Todo inicia en los sembradíos de cacao. En México contamos con condiciones adecuadas para la siembra del cacao en estados como Chiapas, Tabasco, Oaxaca y Guerrero, quienes acaparan la mayor cantidad de la producción nacional, misma que puede ser mejorada (pero eso lo platicaremos en otra ocasión). Es en el sembradío donde el cacaotero se cultiva y se obtiene la vaina del que se sacan las semillas.

De Luisovalles – Trabajo propio, CC BY 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=9464209

Estas vainas son abiertas y el contenido, la semilla de cacao fresca con todo y una pulpa blanca que la acompaña desde la vaina, se somete, usualmente dentro de las instalaciones del mismo sembradío, a dos procesos:

1) Fermentación. Se procede a fermentar la mezcla, normalmente en cajones de madera, con lo que se elimina casi totalmente la pulpa blanca y la semilla desarrolla parte de los sabores (si, los sembradíos, a través de la fermentación, tambien tienen su participación en el sabor final del producto). Este proceso toma alrededor de cinco días, en que la temperatura de la mezcla sube a alrededor de 50° centígrados en los primeros 3-4 días del proceso, para luego bajar a alrededor de 45° centígrados en los últimos días del proceso.

2) Secado. Luego del fermentado, las semillas, aún con humedad derivada del fermentado, es puesta a secar o en mecanismos artificiales o al sol. Este proceso lleva alrededor de cinco días y, al igual que en la fermentación, la metodología de llevarlo a cabo contribuye al sabor final y es supervisada durante toda su duración. Finalmente, se controla la humedad en la semilla, que debe rondar entre 5-6% para evitar que la misma se eche a perder por la humedad en su interior y asegurar que esté lista para lo que sigue.

Al terminar estos dos procesos, se obtienen las semillas de cacao listas para su transformación. En Lunaris, luego de su transporte desde los sembradíos, es en este punto en que recibimos la semilla e iniciamos nuestro proceso como productores de chocolate.

Semilla de cacao Mexicano antes de ser trabajada por el productor de chocolate

Como productores de chocolate, nos encargamos de los siguientes procesos (continuando la numeración desde el inicio):

3) Limpieza: A pesar de que los sembradíos remueven la mayoría de los contaminantes de la semilla, aún quedan algunas ramas, piedras y hojarasca. Como estos materiales solo estorban en el resto del proceso, son removidos.

4) Tostado: Para seguir desarrollando el olor y sabor del chocolate, la semilla del cacao debe ser sometida a un tostado. Cada productor de chocolate tiene su manera particular de hacer el tostado, y aparte de obtener un buen sabor y olor, el tostado brinda una esterilización de la semilla, previniendo enfermedades al consumidor.

5) Pelado: Se quita por medios mecánicos la cáscara de la semilla de cacao para continuar el proceso.

6) Preparación de chocolate: La semilla es molida y sometida a un proceso de concheado que ayuda a continuar con la eliminación de ácidos en la semilla (los que traemos desde la fermentación) para obtener el sabor del chocolate. El productor de chocolate dicta, con base en lo que pidan sus clientes, el tipo de chocolate que se hace, añadiendo los ingredientes que le permitan llegar a la especificación final, siendo una de las principales especificaciones la cantidad de sólidos de cacao empleados en cada mezcla y el endulzante (en caso de ser necesario).

Ahora bien, si se dan cuenta, el título de esta entrada habla de dos roles diferentes: Chocolatier y productor de chocolate. Generalmente, con el chocolate terminado, termina el trabajo del productor de chocolate (aunque puede haber un leve traslape entre el trabajo de ambos, como veremos más adelante) e inicia el de un chocolatier. Los chocolatiers son las personas que toman el chocolate base y, con su talento y conocimiento, producen desde barras de chocolate hasta verdaderas obras de arte que daría pena comer. Por ejemplo…

El chocolatier tiene, en esencia, tres procesos:

7) Temperado: La estabilidad física, brillo y sonido al trocear un chocolate viene dictado por la estructura de los cristales en el chocolate. Para obtener los cristales forma V que queremos en un buen chocolate, tenemos que someter el chocolate a un proceso de temperado. Para esto, el chocolate del paso 6 debe ser derretido y sometido a una serie de cambios de temperatura que ayudan a la formación de estos cristales.

8) Moldeado: El chocolate ya temperado, si queremos un producto final sencillo (como una barra, por ejemplo), debe ser finalmente moldeado y dejado enfriar, para posteriormente ser empaquetado y vendido.

9) Creatividad: Un productor de chocolate puede vender barras terminadas, para lo que tendría que llevar a cabo los procesos 7 y 8 (por eso les decía que había un leve traslape entre ambos roles). Muchos productores de chocolate venden barras regulares a sus clientes y, aparte, venden su producto base (el del paso 6) en grandes cantidades (piensen de kilos para arriba) a los chocolatiers. La mayoría de chocolatiers dedica gran parte de su tiempo en la creatividad, lo que les permite hacer geniales pasteles, trufas, repostería fina y obras de arte con el chocolate. Los mejores chocolatiers del mundo no tienen tiempo, por ende, de dedicarse a hacer el chocolate, y por ello buscan a los mejores productores de chocolate para poder hacerse de su material de trabajo.

Es normal que un chocolatier sea una persona altamente capacitada: Regularmente tienen una licenciatura en gastronomía o equivalente (dependiendo el país) y toman cursos de actualización, aprendizaje y especializaciones en repostería y chocolatería. Incluso, existen competencias a nivel internacional como el World Chocolate Masters, donde solo llegan los mejores chocolatiers del mundo, en busca de demostrar todo lo que han aprendido en sus años de experiencia y capacitación y llevarse un título mundial y el reconocimiento que va con él.

Así que, como ven, el mundo de la producción de chocolate es vasto y puede pasar desde los inicios humildes en una plantación hasta el reconocimiento internacional. En Lunaris tomamos el rol de productores de chocolate y un poco de chocolatiers, haciendo trufas y otra repostería aparte de las barras normales de chocolate.

Espero que les haya sido informativa y provechosa esta lectura. ¡Hasta la próxima!

-JC

Lunaris en Hola Baja Ensenada

Wow! Y seguimos con los eventos, afortunadamente.

A tan sólo una semana de haber participado en el Guateque, nos aventuramos a otro evento llamado Hola Baja en Ensenada.

Hola Baja es una feria gastronómica que, citando a los mismos organizadores del evento, es «una exhibición acompañada de talleres y conferencias que tiene como objetivo específico difundir el impacto de la comida mexicana a nivel internacional y la importancia de retomarla en territorio mexicano, impulsar la elaboración de platillos mexicanos como parte de la alta cocina que se oferta en los municipios de Baja California, hacer del conocimiento de los asistentes las tradiciones y origen de los platillos, así como las características típicas de la localidad». Y efectivamente, así fue.

Lo que vimos recién llegando

Llegamos alrededor de las 9 AM, emocionados al ver el nombre de Lunaris asignado a nuestro pequeño stand y colgado afuera del Riviera a la vista de todos y al mismo tiempo estábamos preocupados, pues el pronóstico meteorológico para todo el fin de semana marcaba temperaturas entre 27 y 28 °C y nos hizo salir a buscar hielo seco para llevar al evento en caso de que nuestros chocolates se vieran afectados. No tuvimos éxito. ¿Pueden creerlo? Resulta que no «manejan» hielo seco en la Hielera de Ensenada! y ni hablar, decidimos «rifárnosla» así (no es que tuviéramos tantas opciones, jajaja).

Nuestro Stand listo para recibir visitantes

El evento comenzó un poco lento en los dos días, con los asistentes llegando alrededor de la 1 PM y con el pico alrededor de las 3-4 PM cuando estaba bajando el sol y los asistentes del evento contiguo (Festival del Marisco y la Cerveza) se pasaban al nuestro. Hubo muchas cosas interesantes, repostería, botanas, joyería y alimento en general, todo de negocios incubándose y creciendo en Baja California.

Gracias a los organizadores de este evento se logró el objetivo: dar a conocer negocios LOCALES, nuevos o en crecimiento, como el nuestro y ahora sólo queda seguir nutriendo a Lunaris y cuidar de las relaciones de negocios que nacieron, puesto que conocimos varias opciones producidas localmente que podemos tratar de incorporar para nuestras deliciosas creaciones.

¡Saludos, chocohólicos!

– Elena V.

Lunaris en el Guateque 2017

¡Hola de nuevo!

Luego de un ajetreado fin de semana, venimos a contarles un poquito del primer evento oficial de Lunaris.

El Guateque (enlace a un excelente reportaje de Erick Falcón, aunque fue publicado en 2011) es un evento que se lleva a cabo en el área del valle de Guadalupe, reconocido ya a nivel mundial por la calidad de sus vinos. Se lleva a cabo desde 2002, y en su edición 2017 tuvo como sede la Estación de oficios El Porvenir, llamada cariñosamente «La Escuelita». Este evento enmarca la graduación de los estudiantes de «La Escuelita» quienes presentan el producto final de su curso de producción de vino. Este gran proyecto iniciado por Hugo D’Acosta, y que ya lleva bastantes años encarrilado, le dio la oportunidad a Lunaris de presentarse para proponer un maridaje entre los vinos de los graduandos y el chocolate artesanal Mexicano, igualmente producido localmente.

Llegamos a «La Escuelita» alrededor de las 12:30 horas a colocarnos en posición. Conforme avanzaban los preparativos de todos los participantes (los que más llevaron trabajo fueron los restauranteros y los de sonido) y se armaba el ir y venir de gente, incluyendo obviamente a las estrellas del espectáculo (los vitivinicultores graduandos) nosotros seguimos trabajando. Finalmente nuestro stand quedó así:

Stand de Lunaris en Guateque 2017

El evento inició a las 15:00 horas, con un clima ideal en el valle (alrededor de 23° Centígrados). Llegaron los invitados y pasamos todos una excelente tarde entre amigos (viejos y nuevos), amenizados por buenos vinos Mexicanos, buena comida (esa si fue internacional), música (también internacional) y chocolate artesanal local.

Al final de la tarde, podemos decir orgullosamente que uno de nuestros objetivos principales se había cumplido: ¡Pudimos llevar el sabor del verdadero chocolate Mexicano a muchos paladares! Y nuestro stand quedó así:

Stand de Lunaris casi al terminar el Guateque 2017. ¡Al final no nos quedó NADA!

Ahora, ya pasada la alegría del evento, recordamos extender un sincero agradecimiento al comité organizador del Guateque, a todo el personal de «La Escuelita» que hacen posible mantener funcionando un proyecto tan interesante como lo es el desarrollo de la vitivinicultura artesanal en pequeña escala en el Valle de Guadalupe, y nuestra más calurosa felicitación a los graduandos. ¡Ahora vayan a demostrar que lo hecho en México está bien hecho!

Para finalizar, si quieren saber un poquito más de la historia de «La Escuelita» y del Guateque, pueden ver este video.

Chocolate artesanal Lunaris

Si te has preguntado qué diferencias tiene nuestro chocolate y el que encuentras en cualquier mercado grande, aquí te menciono sólo algunas:

1: Nuestros chocolates están hechos a partir de semilla de cacao proveniente de cacaoteros veracruzanos, es decir, son semillas 100% mexicanas. En los chocolates comerciales no tienes esa garantía. Consumiendo Lunaris consumes algo hecho en México, bien hecho.

Semilla fermentada de cacao (derecha sin cáscara). Fotografía por Elena V.

2: No utilizamos ningún tipo de aditivo (como la lecitina de soya y el poliglicerol del ácido polirricinoleico) para estabilizar nuestro chocolate, dado que la producción es pequeña, se vende relativamente rápido y te llega un producto fresco sin necesidad de añadírselos.

3: Usualmente en los chocolates comerciales, los aditivos antes mencionados no solo se usan para prolongar el tiempo de vida del chocolate, sino que también sirven para reducir la proporción de manteca de cacao necesaria para obtener la textura cremosa del chocolate (la manteca de cacao es costosa). Como nos gusta ofrecer el chocolate de la mejor manera posible, solo usamos manteca de cacao.

4: No contiene saborizantes de ningún tipo (su sabor es totalmente natural, proveniente de la semilla de cacao). Claro, esto descontando el azúcar que contiene. Si quieres probar lo que es 100% sólidos de chocolate, también tenemos los pops de chocolate (aunque con la advertencia que su sabor es BASTANTE fuerte y se recomienda solo para los más chocohólicos).

5: La proporción de sólidos de cacao/azúcar es muy grande (50% de cacao para el chocolate con leche, 70% para el chocolate oscuro), por lo que al comer uno de nuestros chocolates, sabes que estás comiendo primeramente cacao. Si quieres comparar, una inocente barrita de Carlos V tiene 60%… de azúcar (fuente: El poder del consumidor, abril 2015).

Y finalmente sólo queda decir que, cuando los pruebes, te darás cuenta de muchas otras diferencias ;).

-Elena V.

¡Bienvenidos al sitio Web de Lunaris!

¡Hola a todos!

Un placer estar ya en línea con el proyecto de Lunaris Chocolates Artesanales. Actualmente nuestro equipo se compone de dos personas: Elena, quien es la mente maestra detrás de la producción del chocolate y Juan Carlos, quien les escribe y (presiento) me estaré dedicando más a traerles las actualizaciones en este sitio.

Pronto les traeremos otra publicación donde hablaremos un poco más respecto a este proyecto. ¡Estén pendientes!

-JC